OIM Ejecuta procesos de reasentamiento para refugiados. Los acompañamos al aeropuerto.

Eran las 2h45 de la madrugada en Quito y Alejandra Gómez, Asistente de Operaciones de OIM, Ecuador junto con Juan Carlos García, Conductor de OIM recogieron a 10 refugiados de varias nacionalidades para acompañarlos al Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito y ayudarles con el embarque destino a Estados Unidos.

El proceso es emocionante, rostros de alegría y ansiedad son los que se ven en los refugiados. Ellos mencionan constantemente estar agradecidos con toda la ayuda que se les proporciona. Muchos de ellos jamás han estado en un aeropuerto listos para un viaje internacional y todo es nuevo. A pesar de haber recibido información como parte del proceso de Orientación Cultural que proporciona OIM, ellos olvidan que las maletas deben tener un peso exacto y los nervios son parte de esto. Sin embargo, Alejandra les da una mano y conversa con los trabajadores de la aerolínea para que logren ingresar al avión sin problemas.

Ellos esperan un buen tiempo en la fila de la aerolínea. Los demás pasajeros se ven un poco molestos por las demoras causadas al revisar pasaportes, maletas y ver que algunos de los refugiados no comprenden bien el español o el inglés. Sin embargo, con la ayuda de OIM, todo sale bien y los 10 refugiados con sus hijos obtienen el pase de abordaje.

Luego llega el momento de pasar el control de seguridad, todos cumplen con las indicaciones y durante el proceso de salida en migración ellos devuelven a OIM su carnet de refugiados. Es un momento especial, una nueva vida les espera. Alejandra, les explica cómo analizar los vuelos que deben abordar. Explicaciones sobre el número de vuelo, puertas de abordaje y horas de embarque es algo muy necesario para ellos. Los refugiados miran con atención y graban fotográficamente todas las palabras de nuestra funcionaria.

Finalmente, nos acercamos a la sala de espera en el aeropuerto, dos de nuestros refugiados son llamados por alto parlante para revisión de maletas, seguramente algún líquido o algo similar fue desechado. Ellos por fin se encuentran listos para abordar. Hacen la fila de ingreso, caminamos con ellos y cerca de la puerta de abordaje se dan la vuelta y se despiden emocionados. Desde OIM  les deseamos éxitos y lo mejor para sus vidas.

Para mayor información, contactar a: Carolina Celi en IOM Ecuador, Tel. +593 23 934400, Correo electrónico: cceli@iom.int